Ultramarinos de LucasUltramarinos de Lucas
Español Ultramarinos de Lucas en Twitter Ultramarinos de Lucas en Facebook Ultramarinos de Lucas en Youtube Ultramarinos de Lucas en Google+
Ultramarinos de Lucas

crítica de pezes

04/Abr/2016

A ras de escenario, sobre grandes cojines nos acomodamos para ver y casi palpar a los dos actores (¿o eran peces?) que en un registro mudo nos retaban a ver la vida desde una perspectiva más esencial, más pura, más sencilla y a recordarnos quiénes somos y de dónde venimos y sobre todo que todos somos y venimos del mismo lugar. Y entonces, sin saber cómo, te encuentras despojado de todo el peso de las cosas triviales y cotidianas que, de alguna manera, te despistan de lo que realmente importa y te trasladas a un mundo donde las sensaciones y emociones te hacen reconciliarte con la persona que llevas dentro, reencontrarte con el niño que llevas dentro, con el bebé que llevas dentro, con el pez que una vez fuiste. Ya no te acordabas, ¿eh?

Pues sí, así de filosófica puede ser una obra de teatro para bebés, así de arriesgada e innovadora la propuesta, así de conmovedora y emocionante.

Lo que intento decir es que este espectáculo, al que en principio asistirás con tu pequeño o pequeña, no va a dejar que te acomodes en tu butaca y pienses en tus cosas, mientras el pequeño espectador al que acompañas mira absorto un pequeño escenario donde ocurren cosillas sin más. No, lo siento. Pezes hará que seas tú el que mires absorto el escenario y que lo hagas poniéndote a su altura, a esa altura bajita en la que las cosas que importan se comprenden mucho mejor, en la que no existen los prejuicios y la vida consiste en sentir y en ser feliz. Eso es lo que te vas a encontrar. No digas luego que no te avisé.

Con una puesta en escena bella en su sencillez, una capacidad expresiva impresionante de los actores y un trabajo técnico impecable, cada momento y cada elemento aparece en el momento preciso. Como por arte de magia una música maravillosa te envuelve, fluye el agua, aparece una caracola o el sonido del mar te regala un relax olvidado. Los cuerpos de los protagonistas nos guían a través de sus armoniosos y suaves movimientos mientras una agradable voz va dejando caer las palabras que conforman el poema sobre el que se articula el espectáculo. Y así, flotando en esta atmósfera nos preguntamos si acaso no podríamos volver a ser peces. Por favor. Aunque solo sea un ratito al día.

Las sorpresas a cargo del agua y el sutil humor hicieron las delicias de los pequeños espectadores (de 0 a 5 años) allí congregados. Mi pequeña espectadora, de apenas 2 años, a veces totalmente seducida por la escena, a veces con unas irreprimibles ganas de saltar a escena y participar no dudó en aplaudir, saltar y pedir “maaaás” al final. Casi, casi igual que yo.

Así es que, volviendo al principio: Se rompe el cascarón y… ¡enhorabuena! Ha tenido usted un espectáculo. Disfrútelo y sea feliz.

                                                                                   Por  Coral Gil

https://elpequenoespectador.wordpress.com/2016/03/27/pezes-de-ultramarinos-de-lucas/

COMPÁRTELO:
Ultramarinos de Lucas en Facebook  Ultramarinos de Lucas en Google+  Ultramarinos de Lucas en Twitter+

VOLVER

Ultramarinos de Lucas